5:18 p. m.

Para no amarte...
















Para no amarte, corrí las cortinas de roja pasión
y dejé que la razón se sentara en mi cama…
Y comenzó esta señora implacable, a enumerar motivos
A contar dolores


No debo amarte, dice ella

Por tu eterna lejanía
Por tu inconstante comunicación
Por la falta de tus caricias
Porque no te atreves a tocar mi cuerpo, cuando ya tocaste mi alma
Porque dices no puedo, pero en silencio gritas quiero
Porque no dejas que me pierda entre sábanas blancas y mullidas almohadas
Porque a veces me regalas algo
Y luego tú distancia y tu silencio me lo quita
Por los besos que no me das…solo aquel
Por las noches de insomnio que me provocas
Por los sueños envuelta en tus brazos…que nunca dejan de ser sueños.
Porque no eres el aroma en mi piel después de amar
Porque te lo he pedido tanto y de tantas formas
Porque no hemos caminado juntos, de la mano
Porque no te das el tiempo, ni las ganas, ni el atrevimiento
Porque dentro de tu correcto actuar, también eres egoísta
Porque solo te sientas del otro lado y te dejas amar
Porque la pasión no te mueve y a mi…a mi me enloquece
Porque me dueles y no entiendo
Porque la piel no te arde de deseos
Porque tus manos no se afiebran de caricias

Porque tu frialdad, no congela mi locura?

No debo amarte, príncipe gris…
Porque tú no me amas


5 piensan así...:

Ana R dijo...

El no se debe en cuestiones amatorias es , cuando menos, impredecible. Si el corazón quiere...estamos perdidos...

Besos

Hunter dijo...

Vaya, después de un muy largo receso veraniego, veo que, como dice la biblia, nada nuevo bajo el sol.
No puedo dejar de reconocer que lo que escribes es hermoso, pero escapa a mi entendimiento, así que paso. Cordiales saludos.

Evora dijo...

Ana r, en efecto "estamos perdidos".


Un beso

Evora dijo...

Hunter....no tengo nada, nada que decir en mi favor.

Pasaron muchas cosas durante estos meses, pero al fin, todo sigue siendo igual.

De todas formas me alegra mucho que estés.

Abrazo

Hunter dijo...

A mi también me alegra visitarte de nuevo, de verdad extrañaba tu blog.
Bueno, con paciencia algún día lograrás la paz espiritual y el equilibrio emocional que anda medio a los tumbos parece. Muchos cariños.