2:54 a. m.

Cuantas veces en la vida....

¿Cuantas veces en la vida, nos permitimos decir absolutamente todo lo que sentimos?

Hoy di vuelta mi corazón…. casi sin respirar, le presté mi voz para que hablara, cerré los ojos y lo sentí latir fuerte, más fuerte con cada palabra, en instantes casi salió de mi pecho y por momentos las ganas de llorar, me hicieron temblar la voz. Acostumbro a decir lo que pienso y siento, pero siempre guardo ciertos límites, por lo habitual…Que pensará si…. Como se sentirá si…. Se podrá molestar por..... Se sentirá incómodo con…. Y otros tantos “y si….”

Muchas veces no notamos de qué manera disfrazamos nuestros verdaderos sentimientos y deseos con palabras que creemos parecidas, pero que en esencia, no lo son. Cuantas veces hemos ido con la firme decisión de mirar a alguien a los ojos y decirle lo que nos hace sentir, que nos provoca, cuanto de ellos nos gusta y cuanto no, cuanto cariño sentimos, cuanta pasión, cuanto nos desarma la vida y nos quita el sueño o, por el contrario, cuanto dolor y tristeza nos causa su manera de actuar.

Este día, no me detuve a pensar en como lo tomaría quien escuchaba al otro lado del teléfono, porque ni siquiera sabía que iba a decir cuando escuchara su voz…..hasta que contestó.

No tuve tiempo para pensar en nada y sin tomar aire entre cada palabra, hablé. Dejé salir todo lo que me estaba ahogando, me desnudé completamente, le hablé de cosas que solo el silencio de la noche y yo, sabemos, cosas que cada cierto tiempo guardo y escondo, para que crean que soy más fuerte de lo que realmente soy… Porque lo concreto es, que no puedo luchar contra mis cariños, mis amores, mis sueños, están ahí, anidaron hace mucho y puedo intentar mantenerlos a raya, para que no duelan, para que no me hagan enloquecer, para que no trastornen mi vida, para que me den alegría en vez de tristeza. Pero ¿Para que mentirme? ¿Porque debo convencerme y hacerle creer que me resulta indiferente?

Hoy te dije, cuanto te quiero, lo especial e importante que eres para mi….Que no hay ni habrá alguien más, no podría….te dije que no encuentro explicación (y se que tu tampoco la encuentras) que las buenas intenciones y los consejos, aún viniendo de gente que me quiere, no le hacen sentido a mi corazón. Que ya no me siento a esperar que vengas, pero que si llegas un día, me sentiré feliz...que nunca sabré, porque mi alma escogió a la tuya para soñar, pero confío en ella y debe ser por algo, quizás en otra vida?........quizás.

Había un leve temblor recorriendo mi cuerpo, mientras hablé me di cuenta que mi voz era la de una niña algo ansiosa y asustada, sentí enrojecer mi cara y cuando el momento pasó, la primera y automática reacción, fue taparme la cara con ambas manos y repetirme muchas veces ¡Que hiciste! ¡Que hiciste!.... pero ya estaba hecho.

Y luego….liviana, volví a estar en paz. Se que no puedo vivir negando lo que llevo por dentro, imposible, es lo que soy…..y yo amo mi forma de ser, con todas mis debilidades (que son muchas), con mis porfías infinitas, con lágrimas que brotan fácilmente, con esa pasión y fuego que dejo en mis letras, con los sueños de color rosa…que pasan al gris, al negro y vuelven al rosa, con esa eterna búsqueda de algo más…y tu.


8 piensan así...:

jobu dijo...

Maravillosa forma de ser.
Y guapisima en la foto.
Un besote.

Evora dijo...

Jobu...gracias, de corazón.



Un besote también.

ElPoeta dijo...

Evora, bonita... ¿Verdad que te dió gusto soltar sin pensar todo lo que tenía sdentro? Esos desahogos alivian el alma. Un beso,
V.

Evora dijo...

Hola poeta amigo...si! me sentí bien, porque de verdad lo hice sin esperar una reacción a mis palabras, solo para sacar lo que sentía en ese momento.

Un beso para ti, gracias.

ReinaDeSalem dijo...

A veces, los sentimientos están cubiertos con palabras. Palabras sentidas..., casi siempre. Palabras pensadas..., muchas.

Pero eso son..., palabras. Palabras que dicen..., todo. Y..., sea como sea..., tuyas son, aunque en muchas ocasiones no digan lo que pretendes..., ni sean como pretenden.

Nunca dejes de decirlas..., aunque tras pensarlas creas que no debieras hacerlo. Sólo..., siéntelas.

Mil besos.

Principesa dijo...

mmm...mmm...mmm...
Impulsiva...reflexiva...
Un gran abrazo...

Evora dijo...

reinadesalem.....eso hago, no dejo de sentir, ni un instante de la vida.....aunque después me repita ¡Que hiciste! pero ya he dicho lo que necesitaba decir.

Me encantó conocer tu espacio, es bello, pasaré con calma para disfrutar de cada post.

Por ahora, mi apoyo por la desilusión con los Pin y Pon...me encantó!

Evora dijo...

Principesa, asi soy....es lo que hay, pero me gusta.




Gracias por el gran abrazo, un beso para ti.