4:37 p. m.

Herida

Sangre, si, sangre regada por el piso, gotas de sangre en la cocina, en el lavaplatos, en los muebles, un paño de cocina empapado de rojo, trozos de loza quebrados por todas partes y gritos, gritos de una mujer…..

Parece escena del crimen no? Pero no es tan así, fue ayer domingo, en mi cocina, y la que gritaba era yo. Pues bien, accidente casero le llaman, se me cayó un pocillo de loza, desde una altura considerable, estaba listo el almuerzo y papá e hija habían salido a comprar una bebida, simplemente se me resbaló entre las manos y mientras (en segundos, claro) lo miraba caer, pensé “pero que torpe! Un posillo menos y son tan bonitos” y sin darme cuenta de cómo o porqué, estalló un chorro de sangre y cuando vi las gotas caer sobre el mueble de la cocina, solo miré hacia el suelo, porque no sentí dolor alguno…y pude ver un charco, un charco de sangre, prometo no estar exagerando (bueno no concientemente, al menos) y trozos de loza por todas partes.

Al mirar hacia abajo me di cuenta que la sangre brotaba de mi pantorrilla izquierda, la levanté y la puse sobre el lavaplatos, comencé a limpiar con un poco de agua y en ese minuto, casi me morí de susto y de nervios, tenía un corte de unos 3 centímetros de largo y estaba abierto como una pequeña boca…horrible!!, se me veía hasta la grasita que hay bajo la piel, guácala! Y que feo! Bueno, después del susto, tuve que atinar y como para ese minuto la sangre ya había formado otro charquito, mas pequeño, a un costado del lavaplatos, atiné y saqué un paño de cocina limpio y me lo puse en la pierna haciendo presión. Presioné y esperé, presioné y esperé (mientras mentalmente decía un rosario de garabatos, por supuesto) porque no me atrevía a caminar, así que solo debía esperar a que llegaran mis amores para socorrerme.

Cuando sentí la puerta abrirse y siempre pensando primero en la pequeña, dije, en un tono lo mas calmo posible, “por favor tengan cuidado con los pedazos de loza” y luego perdiendo ya toda la calma grité “Amor llama a la Help!!!!”………..Si quisiera darle un tono más de película, como siguiendo el tema del post anterior, podría agregar que luego de ese grito, me desmayé y el corrió a la cocina para sostenerme en sus brazos y hacerme reaccionar con un beso de aquellos, pero no……¿pa que ponerle tanto verdad?

La ambulancia llegó en media hora (suerte que el sangrado paró muy rápido una vez que puse la pierna en alto y con hielo) y allí estaba yo, cual diva sufriente, tirada en el sofá, con mi pierna manchada de sangre hasta el pié y con una bolsa de hielo en la herida. Mi mayor preocupación era que me tuvieran que trasladar a algún lugar para ponerme puntos, porque mi niña a esas alturas había llorado mucho “Yo no quiero que te lleven al hospital, mamita, te extrañaré mucho” y yo le había prometido que si tenia que ir a algún lado, iríamos los tres.

Afortunadamente no hubo ningún compromiso muscular y lo que ocasionó tanta sangre fue la rotura de un vaso sanguíneo. Además, no fueron necesarios puntos (como avanza la cosa, no?) y solo utilizaron un pegamento estéril que el doc y el paramédico, llamaron “la gotita”….si, sí! Como “lo que la gotita pega, nada nada lo despega” y espero que así sea.

La limpieza del corte y la curación del mismo, dolieron y harto, pero para quienes hemos parido hijos, una curación no es tan terrible, resistí sin perder el glamour jajaja! Pero put…que dolió!

En fin, amig@s, aquí estoy, herida, parchada e impedida de caminar normalmente por un par de días, la cicatrización total demora como cinco días y no puedo esforzar mi pierna porque “la gotita” puede despegarse.

Beneficios?....estar mas regaloneada, claro que solo ayer, porque hoy todo volvió a la normalidad, lo bueno es que no me duele y espero que no quede cicatriz, al menos eso me prometió el joven y guapo doctor, que también agregó que la posibilidad de que un trozo de loza te haga un “corte biselado” tan perfecto, son “remotas”…y me tuvo que pasar a mi!

Moraleja…..Solo tendré pocillos plásticos y trataré de arrancar del lugar de los hechos antes que se quiebren las cosas.

…Eso.

5 piensan así...:

Principesa dijo...

uyyyy...niña...
Cuanto lo siento... a tener más cuidado...y a reemplazar la loza por plástico...mmmm...a mi no me gusta...pero en fin!...evitar los peligros parece ser la consigna...
cariños

Evora dijo...

Hola Principesa...gracias por la preocupación y tus letras cariñosas.

A mi tampoco me gusta mucho el plástico, pero...ya le tomé miedo a quebrar cosas y soy muy buena para eso, sabes?

Un abrazo

Hunter dijo...

Me alegro que la cosa no haya sido de mayor gravedad, espero que pronto puedas estar absolutamente bien. Más en la tierra pues Evora, más en la tierra. jajajaja

Evora dijo...

Hunter!! increíble!...hace un par de días estuve a punto de enviarte un mail, para saber de ti, pero tuve que salir a buscar a mi hija al jardín y luego no lo hice...y ahora estás aquí, será que te llegó mi recuerdo?

Como estas amigo? te extrañaba mucho. Yo estoy mucho mejor, solo que aún no me atrevo a mirar bajo el parche.

Tienes razón, "mas en la tierra", sin duda, paso mucho tiempo con la cabeza en otro lado.

Un gran beso y abrazo para ti.

Hunter dijo...

Amiga mia, le dejé la caida en mi último correo para que me saludaras el día de mi cumpleaño, los primeros días de enero, pero no pasó nada, al contrario, desapareciste, bueno y después desaparecí yo, un verano sin internet
De todas maneras en algunos ratos de ocio te recordaba, se habrá mejorado? Veo, desde mi punto de vista, que tu conoces bien, al leer tu otro tema, que lamentablemente no ha sido así y de verdad lo siento, porque es evidente que no puedes tener paz espiritual así. Pero de todas maneras sabes que igual te tengo mucho cariño a pesar de no comprenderte. Para ti también un besote y gran abrazo