12:32 a. m.

Nocturna

Moon- Paciocco




A veces olvido que soy nocturna, mi cara redonda, mi expresión algo triste...

A veces olvido que soy luna y que mi lugar, es la noche.
Lo olvido y me arriesgo, me atrevo con el día...y me acerco tanto al sol
Busco su tibieza, lo rodeo, lo miro dulcemente

El me observa, me lee...me marean sus razones y esa fría claridad
Yo lo rodeo, lo miro...dulcemente luna, iris color miel
Y cuando creo que mi dulzura lo alcanza...
recuerdo a Ícaro y se derriten mis alas

Y caigo...caigo...caigo...

Entonces, me repito que soy nocturna, redonda, brillante
y que mi rostro es algo triste
Luna que enferma de amor y se derrama silenciosa
Y entre palabras y suspiros, pálida y afiebrada vuelvo...

A mi lugar, la noche
...
..
.

12:25 a. m.

...y cuatro días

Cuando mi hija llora y se frustra porque algo no resulta como ella lo quiere, le hablo con ternura, pero enérgicamente y le digo “Hija, mi amor, en la vida las cosas no son siempre como uno quiere y eso tienes que aprenderlo, entenderlo y muchas veces aceptarlo”...

Y hoy, esta tarde de otoño...siempre otoño nosotros...me tuve que repetir una y otra vez lo mismo y entendí, que es fácil ser quien dice la frase, pero suena tan injusto y cruel si eres quien la recibe...


“Fermina, he esperado esta oportunidad durante cincuenta y un años, nueve meses y cuatro días. Tanto tiempo así la he amado, desde el primer momento en que posé mis ojos en usted...hasta ahora”

Florentino Ariza, en “El amor en los tiempos del cólera”


Y tu, Ev? ¿serás un Florentino o una Fermina?

Y hoy, puedo responderte D@, con plena seguridad...que soy un Florentino y que deseo, desde el fondo de mi alma...que mi espera no sea tan larga.




Demasiado linda...del Soundtrack de "El amor en los tiempos del cólera", Hay amores, Shakira.

3:04 a. m.

Solo yo

Ahora que desde lejos
Llega tu nombre a mi boca

Ahora que esta distancia no me duele
Y por momentos…hasta me sonríe

Ahora que nublé tus besos
Para que dejaran de rondar mis labios

Ahora que no eres azul…


Quien te ama bajo la tinta y entre líneas

Quien se funde con tus sabanas y envía besos alados a tu ventana

Quien deja caer al viento, doradas y danzantes letras este otoño

Quien roba tus sonrisas y aún te sorprende

Quien camina contigo, el tiempo que tu quieras

Quien alimenta tus culpas, tanto como tus deseos

Quien inquieta tus días

Quien te escribe de madrugada

Quien se pierde en tus ojos y busca tus manos blancas

Nadie, porque eso…Solo lo hago yo



2:39 a. m.

Algo de ti

Forgotten Fairytales - Zemotion





Quité mis ojos de la ventana

Aquella donde aparecía inmóvil

Donde guardaba las esperanzas

Donde esperaba por tu mirada

Tan solo un gesto que te delatara

Una caricia que me desnudara

Esa voz que yo amaba



Y esperé tanto…y por tanto tiempo

Algo de ti




Mi vida sólo y mi pena
Mi vida sólo y quererte
Y la vida que se va por dónde quiera
Dónde quiera...

Paso la vida pensando en ti
Aunque estés muy lejos de mí
Ahora que yo todo perdí
Si no vuelvo a verte jamás
Dime a quién saldrás a buscar

"Ay de mi", Antonio Carmona & Mala Rodríguez

3:02 p. m.

Un cuentito de otoño...

Hija ven!
Que pasa mami?

Ven! Mira lo que encontré!

Uuuuy! Que es eso, mamá?
(adoro esa cara curiosa)
Es un saltamontes, hija, uno muy grande.
Pero….no se mueve? Está muerto?
Sí, hija, está muerto, así lo encontré cuando vine a regar el patio.
Pero mami yo no quiero que esté muerto! Quiero que salte, baile y toque un violín chiquitito!
Y porque crees que tocaría un violín, hija?
Porque tiene patitas largas y flacas y…te acuerdas del cuento que me leíste, ese era un saltamontes po mami! (y abre bien sus hermosos ojos)
Cual cuento era ese hija? Hemos leído tantos….
Pero mami! (y se pone la mano en la frente…le molesta cuando no me acuerdo de algo). Ese po! Ese que decía “Saltamontes tocaba el violín, mirando solitario la luna”…
y en efecto, así comienza aquel cuento, “Saltamontes tocaba el volín”.*
Ah! Ya me acordé amor!, ese cuento nos gustó mucho.
Pero pucha mamita, nuestro saltamontes está muerto, porque murió? Que hacía antes, cuando estaba vivo, mami? Cuéntame!

Y yo sonrío…mi hija y sus inquietudes me enternecen a morir…


Bién, supongamos que Don Saltamontes despertaba muy temprano, al amanecer…Con la salida del sol estiraba sus patitas, imaginémoslo muy simpático, lavándose sus alitas y limpiando sus ojos formados por muchos ojitos mas pequeños. Piensa en sus colores tenues, algo parecidos a los tonos de la tierra y las ramitas de árboles, poco llamativos, pero muy eficaces a la hora de pasar inadvertido frente a depredadores. Si tuviéramos que dibujarlo le haríamos un traje de pantalón y chaqueta en tonos beige y verde musgo, con mocasines color café. Y como tú y yo creemos que era músico y que quizás tocaba un violín…le dibujaremos también un sombrero, prenda habitual en un elegante músico de época, te gusta la idea? Sipi, mami!

Entonces Don Saltamontes era músico y tocaba en un café…”El café del jardín”. De nuestro jardín mami? Sí hija, de nuestro jardín. Ahí le ponía música a los atardeceres, junto a don Grillo, a la luz del farolito de doña Luciérnaga y acompañado del baile de las coquetas polillas. Cada tarde y mientras los días estuvieran templados, Don Saltamontes tocaba ahí su violín. Y, nuestro saltamontes tenía novia, mamá? Mmm…déjame pensar, sí, creo que si, debió estar enamorado, todos alguna vez nos sentimos enamorados. Y de quien se enamoró Don Saltamontes, mamita? No sé, de quien crees tú, que te tinca…De una mariposa! Y porque de una mariposa, amor?
Porque las mariposas tienen muchos colores lindos y diferentes y son brillantes! Y como don Saltamontes, solo tenía estos colores medios fomes….el se enamoró de una mariposa!

Está bien, entonces nuestro saltamontes, era músico, tocaba en el “Café del Jardín” que abría sus puertas al atardecer, en esa esquina, donde se juntan Gazanias naranjas y Portulacas rojas, en ese rincón que es mi favorito, donde hay un suave y mullido colchón de Bacoopa blanca…Y se enamoró un día de la señorita mariposa, una joven muy alegre y graciosa, ella volaba frente al Café del Jardín y se posaba en las portulacas, cuando don saltamontes la vio… y pensó que nunca antes había visto colores mas hermosos, ni alas tan delicadas, ni patas tan finas y ese vuelo!…que forma tan elegante de bailar en el aire! Y don Saltamontes le tocaba música! Seguro que sí, hija y eso hizo que la señorita mariposa llegara a quererlo también. Y se casaron mamá? No lo sé…no todos los amores terminan casándose hija, no todos. Entonces pololeaban?...creo que sí.

Pero mami? Y si eran felices y ella bailaba en el aire y el tocaba el volin…porque murió don Saltamontes? Porque lo encontraste aquí, botado en el patio?
(Y a veces no es fácil responder a todas sus preguntas).

Yo creo, hija, que don saltamontes quiso ir tras su mariposa amada….Sabías que las mariposas solo viven días? Ellas no tienen meses o años para disfrutar de la vida. Entonces don Saltamontes se fue con ella al cielo? Puede ser…Y como, volando?...Sip, volando. Pero como podía volar si estaba aquí muerto! Mmmm….sabes que los seres vivos tenemos alma? Yo creo que su alma voló con el alma de la mariposa...Se queda pensando un instante y vuelve a preguntar: Mamá, y el alma tiene alas? Si, hija, yo creo que las tiene…Y donde están las alas de mi alma? Uy! Las alitas del alma son invisibles….
Pucha, yo quería que me salieran alas de verdad!

De pronto su carita cambió, algo se le había ocurrido…Espérame mami, ya vuelvo! Minutos mas tarde estaba en el patio otra vez…Mamita mira! Me puse mis alas de mariposa! Ojala don Saltamontes se despierte y toque un violín chiquitito....
Y corrió con sus alas y sus antenitas lilas, corrió por el patio…tan contenta.






*"Saltamontes tocaba el violín"Cuento incluido en el libro Cuentos con Pulgas, de Saúl Schkolnik y editado por Arrayan Editores. Absolutamente recomendable, entretenido y no solo para preescolares, también para primeros lectores.

Y bueno…para adultos con alma de niño, como yo.

2:54 a. m.

Como te dije...

Yo soy de papel, amiga
.
me arrugo con facilidad
.
me pongo amarilla y opaca
.
las penas me caen encima, como gotas de tinta negra
.
me pesan y me manchan la sonrisa
.
Soy de papel....que puedo hacer



My fields of paper flowers - Himgirl


Estoy intentando hacer cambios...algunos serán visibles, otros no, pero siento que tras la necesidad de cambiar, siempre hay un proceso y quiero trabajar en ello.

Mientras todo pasa, estaré feliz de tener la compañía de quienes siempre han estado.

1:19 a. m.

Abril tres


Hoy caminé pendiente de cumplir ciertas tareas, preocupada de horarios, pagos y compras.

Y luego de cumplir con todo, simplemente…caminé. Caminé largo rato por calles que hace tiempo no recorría y por otras que no conocía. Caminé lentamente, observando casas, edificios y personas, con los audífonos en los oídos, sintiendo porque están en mi mp3, cada una esas canciones que escuché.

Hoy caminé pensando, en el porqué de ciertas cosas, como porque te llamé hoy…porque a pesar de no escuchar lo que quisiera oír, solo escucharte me encantó.

Pensé en porque los afectos me resultan tan importantes y porque le temo tanto a perderlos. Pensé si será necesario cerrar ciertos capítulos o quizás solo haya que dejarlos respirar. Pensé muchas otras cosas, que no me atrevo a escribir…pensé en ti, en mí, en las historias que se van tejiendo a lo largo de los años, en cuanto somos capaces de entregar, en cuantas veces renunciamos a algo…o a alguien, solo porque ese algo o alguien no apareció en el momento adecuado.

Y mientras caminaba lentamente, me quedé unos instantes observando a unos obreros que trabajaban en altura en un edificio en construcción y en esos pocos segundos en que no pensé en nada…apareció, en lo que supongo será una ventana del edificio, un obrero medio gordito, vestido de azul y con cara simpática, se sacó el casco y me hizo una reverencia mientras me decía “No piense tanto en mí señorita, que soy casado” y sonrió mientras agregaba “con todo respeto, no se vaya a enojar”….y que podía hace yo si no sonreír también? Me reí, le hice chao con la mano y seguí caminando.

Y como aún tenía tiempo y ganas de caminar, seguí y me acordé del comentario de Mul, en el post anterior y pensé que quizás tengas toda la razón amiga… ”Amar no tiene recompensa, es la recompensa”….pero me sigue costando aceptar que así sea y mientras me cueste aceptarlo, probablemente siga esperando un beso, su compañía, las risas y los pocos momentos de cercanía…seguro ya no tengo remedio.


Hoy ya no me caigo tan mal, pero sentir como siento es complejo, ser mujer lo es también y amar….amar es un mundo aparte.

A walk in to the fall - Wynnescar


Me gusta esta canción...solo, me gusta mucho.




2:18 a. m.

Abril dos

Hoy no siento que corra por mis venas un poderoso torrente capaz de arrasar con todo, siento que a duras penas se desliza un hilo de sangre tibia.

Hoy no creo que el azul sea color de príncipes…en realidad, hoy tampoco me trago el cuento de los príncipes.

Hoy creo, que perseguir amores imposibles, resulta un desgaste absurdo y poco práctico. Una bofetada para la autoestima y un constante trago amargo para el infame vestido de rojo que late incesante.

Y recordé que una vez me sentí grande, madura y valiente, cuando reconocí que había algo más. Hoy? Creo que fue un riesgo innecesario, que debí callar y seguir jugando.

Hoy, me hubiera quedado en la cama todo el día, tapada hasta la nariz, viendo películas románticas, donde amar al punto de la locura y con una paciencia y constancia a prueba de todo…tiene su recompensa. Porque si esto fuera una película de aquellas…Wow! Yo sería una heroína.

Hoy no estoy conforme, hay espacios vacíos, hojas en blanco, letras a medias y borrones en mi libreta. No me encuentro con las palabras, porque tú te lo llevas todo y hoy…eso tampoco me gusta.

Hoy quiero bajarte de la nube en la que te puse hace tiempo, quiero ser capaz de verte mortal, con defectos insoportables y virtudes que no me alcanzan…

Hoy estoy de malas, ando idiota, estoy con los monos…o cualquier otro calificativo que represente básicamente…que se me caen los castillos, que estoy cansada, que me perdí en ti un día y que me caigo mal por eso.

Y este frío en las piernas… y este otoño que llega…y el otoño eres tú…y las caminatas, el parque…y las pequeñas hojas estrelladas…y los besos colmados… y los tonos dorados…la esperanza y su falta…eres tú.


Ojala y te me borraras para siempre de mi vida
Para no volverte a ver
Y ojala y te me borraras con las noches en el día
Para no volverte a ver
Y ojala y te me esfumaras de mi sueños, vida mía
Para no volverte a ver
No, ni en sueños