2:42 a. m.

Vuelves















First Kiss - Rob Hefferan



Vuelves….y te pegas a mi, otra vez
con todas las letras del deseo, del sueño,
del imaginar, cerrar los ojos es lo único que tenemos
y quizás así, solo así, sea perfecto.

Palabras, emociones, sensaciones,
locura, desvelo, madrugadas…
Es un juego abierto, casi dulce,
travieso, alegre, sin culpas.

Amigo, confidente, compartimos ideas locas,
reímos mucho al leernos o al hablar.
Yo siempre buscando desordenarte
y tú siempre luchando por seguir firme,
prima en ti la cordura, tu correcto andar.

Y tu vida y la mía son caminos tan distantes
Y eso importa tan poco, verdad?
Hay algo mas entre nosotros, chiquito, invisible, alegre, pícaro
tan pequeño a simple vista, pero tan fuerte en su fondo.

Vuelves, al parecer nunca nos vamos del todo
Confianza, cariño, deseo, pasión,
todo en letras, palabras escritas,
dichas, pensadas, susurradas, soñadas,
anheladas, letras dormidas que al hacerse palabra, quitan el sueño.


Y me preguntas cual es tu privilegio…..y yo te digo, lee, solo lee.

4 piensan así...:

Diana dijo...

Cuando vuelve....todos los colores vuelven a brillar...

Estoy contenta que volviera por ti...
solo debes disfrutar....(sin sufrir)


Yo estoy mucho más tranquila...(de a poco).....Gracias por tu preocupación...


Feliz día amiga.... besos

Evora dijo...

Diana...tienes mucha razón, los colores también vuelven y solo hay que disfrutar (sin sufrir, nada de eso).

Me alegro que estés mas tranquila (tiene que ser de a poco, amiga), no hemos podido hablar peque, pero tu sabes que siempre estoy cerca y que mi preocupación por ti es sincera y con un gran cariño.

Feliz día, amiga...porque es el dia del AMOR (no solo el de pareja).

Besitos di.

Alvaro71 dijo...

Comenté y se cayó este "#@$#$...
pero bueno, lo que quise decir es que comparto lo que escribió Diana...."disfrutar sin sufrir".
Que sigas disfrutando tus momentos mágicos...
1 abrazo cariñoso,

Evora dijo...

Alvaro, que gusto!, me encantan tus visitas y extraño leerte.

Disfrutar sin sufrir...si! y sin hacer ni hacerse daño. Asi debe ser, porque de otra forma los momentos mágicos dejan de serlo y se vuelven comunes, grises y dolorosos.

Afortunadamente se aprende de las lecciones y los dolores antiguos.

Otro abrazo para ti, Alvaro.