5:49 p. m.

Todo en su lugar

Bien, bien, los días han pasado y las cosas vuelven a estar en su lugar y en su medida. El ha vuelto a ser mi amigo, solo mi amigo, sin rollos de amor de por medio, sin sufrimiento. Hemos conversado, hemos retomado la relación de amistad porque concordamos en que era bueno rescatarla.

La amistad vuelve a ser “amistad” y el amor….el amor que siempre estuvo ahí, renace luego de los tormentos de mi ser. Mi amor, me ama, no me cabe duda, mas aún, ahora tengo la certeza, basta de dudar, basta de pasarse películas. No es necesario que me lo repita a diario, no es necesario molestarme esperando una declaración de amor y flores, no saco nada con amargarme cada vez que se pone “idiota” o cada vez que se amurra por algo, “solo déjalo”, dice alguien, “se le tiene que pasar solo” y así es, se le pasa. Tiene mal carácter si, es cierto, es muy “pa adentro”, pero es él, es quien yo elegí, es el papá de mi niña y es quien sostuvo mi mano y me abrazó cando supe lo del PAP, cuando me hicieron la colposcopía y es quien estará conmigo en la terapia, es con quien me siento protegida, es a quien abrazo en las noches, cuando los miedos no me dejan dormir, es mi pareja, a quien amo y con quien quiero estar.

Todo bien, cada cosa en su lugar, como deben ordenarse las cosas para poder enfrentar lo que venga.

0 piensan así...: