12:51 a. m.

Se puede...

















Porque tengo tantas formas como maneras de sentir
Porque cada vez que sufro, río, bailo, grito, amo, acaricio...

soy un color diferente y, quien pueda creer
que solo me he vestido de tristeza y lágrimas,
afortunadamente se equivoca.

Y los dolores pasan y la que lloró con el alma se duerme

(no se va, solo duerme) y llega otra, una apasionada,
aquella que vibra con la piel del que ama,
la misma que seduce y besa con labios de miel,
y en tan solo unos minutos, ella también desaparece…

Porque ahora mis manos se vuelven de algodón

y mi voz se hace arrullo de cuna… para acariciar la carita mas dulce,
para cantarle a la niña de mi alma
Y en ese instante soy toda la ternura, toda sonrisa,
puro amor...
del amor más puro, soy su “mami dulce” y…
”te amo con todo mi corazón de amor, mami”
Habrá algo mas bello en la vida?

Y como la vida es vida y siempre...siempre, sigue
también pienso en el mar y en los días de playa que vendrán
y cierro los ojos e imagino mis pies hundiéndose en la arena
puedo oler la sal, escucho la risa de mi hija…
Y la veo corriendo hacia la orilla del mar,

con su traje de baño a rayas y su pelo hecho moñito…

Es así, se puede tener el corazón algo arrugado

y el alma un tanto apagada.
Y aún así, debo reconocerlo…me siento afortunada y feliz.

11 piensan así...:

Diana dijo...

Amiga... que rico verte alegre...que vuelve a salir el sol en tu vida... Estoy segura de que todo se vé más claro cuando miramos a nuestras hijas y nos sonríen... Estoy feliz cuando tu lo estás.. Hoy estoy con un poquito de pena...pero contenta de que en tu vida se abrieron las cortinas y vuelves a sonreír.....


besos...abrazos.....sueños hermosos



te quiero mucho....

Elena dijo...

uuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuy,.

Creí que pasaría más tiempo...

Qué rico leer que estés bien...
que todo pasa, aunque lento...
lo vamos cargando al morralito, al final le tomamos cariño, y las penitas se transforman en energía... Pa otras cosas... como disfrutar de tu NININITAAAAAAAA!
BESOS...

Al dijo...

Compruebo que has reaparecido y además con rostro sonriente y optimista. Me alegra verte así y pensar que el futuro es lo que importa y tu lo tienes garantizado feliz al lado de esa niña que pariste y que te acompaña.
Tus textos siguen siendo pura poesía, un noble género del que, lamentablemente, me siento totalmente distanciado y no por ganas de hacerlo, sino por incapacidad de redactarlo.

Muxica dijo...

Describes muy bien lo que puede sentir una madre. Yo tengo esos sentimientos por partida doble, soy madre de dos hijos, y ese amor va craciendo dia a dia, al contrario que otros amores que sulen ir decreciendo.
Tiene razón Al, escribes muy bien, es puro sentimiento.
Un saludo

Principesa dijo...

La vida es bella, gran mujer.
Me alegra mucho volver a leerte. Ver tu caudal de sentimientos y emociones, reflejados en tu mirada, en tu sonrisa, en tus palabras.
Todo pasa, el tiempo mitiga el dolor y renueva las energías...y sobretodo porque tu gran motivo de vida es "la niña de tu alma".
Deseo, de corazón, que tu alma se encienda con los dulces rayos de sol que encontrarás en esa playa...a orillas del mar, en donde mirarás al infinito y verás,que el universo no tiene fin. Que así , como las olas, a veces golpean fuerte, otras, vienen y se van con una suavidad que hipnotiza.
Un abrazo

Evora dijo...

Diana, amiga, gracias, has estado siempre cerca, aunque no nos veamos y eso lo agradezco tanto.

Con nuestras hijas es así, verdad? mientras ellas estén sanas, alegres y traviesas, mientras nos llenen de besitos dulces y de palabras de amor, no podemos dejar de sentirnos afortunadas y felices.

Estoy bien, con una espinita en el corazón, pero bien. Hago lo que puedo, sin modificar mi vida, porque así como está la quiero.

Mmmmm.....yo también te quiero mucho amiga.

Besitos

Evora dijo...

Elena, claro que todo pasa! y muy cierto que lo vamos cargando al morralito....lo importante es saber llevar el morralito, para que esté ahí, pero que no duela su peso.

Y... en eso estoy, las mujeres somos fuertes, delicadas y dulces, pero fuertes, contenedoras y valientes, que puedo decir?...soy una más de tantas.

Besos, niña.

Evora dijo...

Elena, claro que todo pasa! y muy cierto que lo vamos cargando al morralito....lo importante es saber llevar el morralito, para que esté ahí, pero que no duela su peso.

Y... en eso estoy, las mujeres somos fuertes, delicadas y dulces, pero fuertes, contenedoras y valientes, que puedo decir?...soy una más de tantas.

Besos, niña.

Evora dijo...

Al, hola amigo...aqui estoy, nunca me voy del todo, los deseos de escribir siempre resultan ser mas fuertes que cualquier cosa que suceda.

Gracias Al, por estar.

Evora dijo...

Muxica, tus visitas se vuelven constantes y agradables.

Quizás el único amor realmente verdadero e inmenso, sea el nuestro por los hijos, los demás amores decaen, es esfuman, cambian de color, mudan de piel, pero este amor por mi hija (aunque no es el unico amor que tengo, afortunadamente), ilumina mi vida y le da todo el sentido.

Gracias por venir.

Evora dijo...

Principesa....a mi también me alegra mucho leerte! que bello comentario.

Me llegan tanto tus palabras, en especial porque tienes me parece tan acertado "las olas que golpean fuerte y otras que vienen y se van con una suavidad que hipnotiza"...cuanta razón en esa frase, querida.

Es vida, pura vida y yo estoy feliz de vivirla, con lo que me ha dado y lo que me quiera traer.

Un abrazo y beso