6:41 p. m.

Mientras llueve.....

Ya lo he dicho antes, los días grises y lluviosos, provocan una extraña necesidad en mi, la necesidad de contar, de hablar con extrema sinceridad, de escribir para sanar. Siempre ha sido así, desde muy niña, cuando lloraba en la ventana mirando la lluvia.

Hoy quise creer que te dejaba ir…..no a ti, no físicamente, no podría, pues nunca has sido mío. Lo que dejaba ir era mi extrema pasión por ti y ese noble pero discutible amor que me provocas, he conseguido grandes avances, te escribo, sí, aun lo hago, pero ahora nuestras conversaciones son correctas, absolutamente amigables, sin expresiones de ningún otro sentimiento, que no sea amistad. Ahora hablamos de las familias, de las hijas, del trabajo, de cómo estuvo el fin de semana, solo así. Nos mantenemos comunicados, pero “a raya”, con límites claros (que antes no teníamos). He logrado recuperar mi calma, volver a mis rutinas dejando la dependencia del mail. Puedo levantarme cada mañana, sin encender el computador como primera medida desesperada, antes no podía hacer eso. Puedo abrir mi correo y no siento pena o frustración si no me has escrito, puedo pasar todo el fin de semana sin recordarte, sin esperar con ansiedad que llegue el lunes para reanudar alguna conversación. Me siento bien, no me lleno de tristeza, es mas, creo que estoy sanando de la enfermedad que me provocaste, una bella enfermedad, por cierto…..está bien, sí, quizás yo quise enfermar de amor. Me dejé envolver por las palabras y por el recuerdo de años pasados, donde pudo ser, pero no fue.

Estoy sanando, me siento fuerte, fuerte como para no sufrir, fuerte para no quedarme hasta la madrugada escribiéndote sobre lo que siento y lo que quiero, fuerte para pasar un día completo sin mirar mi correo, pequeños grandes logros para quien estuvo tan herida. Estoy mejorando y también te lo debo a ti, gracias a los límites que pusiste, sin decirlo levantaste un muro, al comienzo dolió y me costó comprenderte, pero como tú dijiste “será mejor ser buenos” y es cierto, es mejor.

De vez en cuando, una canción o la lluvia te trae a mí con cariño, a veces se nos escapan palabras que nos recuerdan que aún hay algo, pero los dos las ignoramos, nos hemos vuelto buenos para frenar a tiempo.

Hoy quise creer que te dejaba ir….pero no, no te dejo ir, solo te pierdo de vista un poco, solo te dejo alejarte cada día más, nunca te dejaré ir por completo. Tienes un lugar privilegiado en mi corazón y yo no puedo arrancar de mi alma, a quienes amo o he amado.

9 piensan así...:

Icy dijo...

Puf!!! No lo sabré yo!!!...Lo más difícil es la partida... hacer el "let go" cuando la persona o la situación no da más!!!

Pero que bellos los sentimientos que nos provoca recordar!!!

Felicidades y gracias por tus palabritas en mi blog.

Bechozzzzzzzzzz!!!! :D

doble visión dijo...

Evora, parece que vas deshaciéndote de tu pasado con la elegancia y armonía de la crisálida para dar paso a un nuevo ser...tal vez conociendo "la historia" se podria hacer otra lectura de tu texto; éste, tal cual está escrito, incita a imaginar, y eso es lo que da valor a cualquier texto.
saludos

Evora dijo...

Hola Icy querida, gracias por la visita.....cuando tengas tiempo lee Morir Lejos, a eso me refería cuando dije que Agosto era un mes especial para nosotras.

Un beso y gracias por tus bechoooooz!!.

Chau linda

Evora dijo...

doble visión

Lector nuevo, bienvenido!!. Gracias por tus hermosas palabras..."crisálida", la sola palabra ya es bella. Quizás es mejor, no conocer la historia mas a fondo y dejarse llevar por la imaginación que te inicitó el texto.

Gracias por tu visita y tus palabras, me has alegrado. Espero verte por aquí de nuevo.

Ya iré a visitarte con el tiempo adecuado para leerte.

Un abrazo

Hunter dijo...

Hola, solo para saludarte, en esta ocasión no voy a opinar, en general ya he expresado el juicio que tengo sobre la situación expuesta y creo que lo mejor es no seguir ahondando mi análisis sobre el caso. Que estes bien. Saludos

Alvaro71 dijo...

Mmmm, este post es claramente "nominativo", pero en realidad escribes acerca de un sentimiento y una circunstancia en la que la mayoría hemos estado alguna vez.
Pasará, sin duda; más bien, ese sentimiento se hará más manejable, pero desaparecer por completo es muy difícil.
Puede llegar a ser incluso gratificante y exento de sufrimiento, aunque no falto de nostalgia en días grises y lluviosos.
Al menos esa ha sido mi experiencia.
1 abrazo,

Diana dijo...

Uff!!..pensé que en esto no teníamos una complicidad, pero me equivoque...que manera de parecerse nuestras vidas...cada vez me sorprendo más......y claro que cuesta....creo que llevo años en esto...y la nostalgia siempre vuelve a mí...

Evora dijo...

Diana!! que rico, viniste....ves como tenia razón?....me bastó leer tus post la otra noche para saber que teníamos esta "nostalgia", si podemos llamarle así, en común.

Espero de veras que nos sigamos leyendo, un beso.

Fanny dijo...

hace poco leí su articulo y me parece que es muy bueno yo comparto tan bello poema.

quiero que escribas más para disfrutar de tan bello pensamiento.


Fanny Herrera