12:04 a. m.

Tú, siempre en otoño




Recuerdo cuando era niña y mis rodillas siempre estaban parchadas, me caía en triciclo, en bicicleta y en patines, una herida tras otra y como dolían...después del dolor, comenzaban a cerrarse, lentamente iban cicatrizando y venía esa terrible picazón.

Y bueno, hoy ya no me dueles, pero no sabes...cuanto me picas.


Inevitable...ya me cubrí de otoño.



Abril 30, 2010

10 piensan así...:

Diana dijo...

Me hiciste sonreír ... como tantas veces. Que bueno que ya no hay lagrimas ...

Diana dijo...

Te quiero un montón ...

Evora dijo...

Sabes? cuando yo lo leo...también sonrío.

Y a ratos...me rasco, jiji.

También te quiero un montón.

(ah!sobre tu idea para celebrar tu cumple...tendré que ir sola, tu sabes, siempre es "no".)

muxica dijo...

¡MMMM! eso de rascar es contagioso y ya me está picando...
Yo también sonrió.
Un biquiño

Diana dijo...

Lo del cumpleaños....siempre que sea contigo, lo demás da igual ( tú sabes...)

Besos y picazón para ti ... me encanta rascarme :)

Hunter dijo...

Cuidado con el rascarse mucho ante la picazón, puede abrir la herida

Evora dijo...

Hunter!! que alegría!! Mi querido amigo ha vuelto. Te extrañaba tanto aquí. Facebook nos permitía saber el uno del otro, pero ahí no soy Evora y no mantenemos este contacto que es mucho mas especial.

Se que debo tener cuidado con la picazón, a veces es mejor hacerse la desentendida, no? No quiero abrir esa herida, no más.

Contenta de tenerte aquí, te lleno de cariño.

Principesa dijo...

Uffffffffff...me pica, me pica...me pica hasta el alma...pero hay que autocontrolarse para no herirse...
Te extrañaba...tú con tus letras, yo con verme en ellas, interpretada hasta el hueso...
Abrazos de oso!!!

Principesa dijo...

...mmm...hoy, desperte pensando en mi reino...en como, cuando y por que regreso a él...y creo que es cuando necesito refugio para mi desazón y dolor...quizás por eso que no he regresado...¿¿ ???...
Este post me hizo recordar tus palabras a los Jacaranda en cada otoño y toda su carga emocional en tus paseos bajo su sombra...aaahhh que recuerdos!!! o no?

Evora dijo...

Ay! Principesa!!! porque me haces recordar???

Yo también vuelvo a mi refugio por cierta necesidad, sin duda pasé un año alejada, porque la alegría de mi nueva maternidad me tenía en las nubes...Pero volví, porque vuelven los recuerdos, porque él, sigue estando por ahí, en algún rinconcito, atesorado y escondido, como esos paseos otoñales, como las hojas de tonos rojizos y los jacarandás floridos...ahhh! Sí, que recuerdos.

Linda! me gusta que vengas.