3:10 a. m.

Con mis manos...

Hoy mis manos están cansadas, tan cansadas como alegres, tal como me siento yo. Comenzaron los largos días de fiestas patrias, el viernes 14…y esa misma tarde comenzó esta historia.



Alo?...si, hola amor, dime

No, no estoy ocupada, dime

Ya po! Que pasa! Dime de una vez (curiosa a morir, yo)

Como? Nooooooo! De veras? Siiiiiii!!!!! Que rico!


Y si, al fin…unas cuantas firmas, varios papeles de por medio, corriendo de un lado a otro para dar con los tiempos y ya está! Tenemos en las manos, las llaves de “nuestra casa”. Increíble, pareció una eternidad.

Y desde esa tarde, todo ha sido una locura, los planes para celebrar y salir en estas fiestas patrias, cambiaron rápidamente. Me voy a mi nueva casa, el próximo sábado.

Estaré alejada, quizás este sea mi ultimo escrito por un tiempo, no se cuanto, no depende de mi, si no de la compañía de telefonía, televisión e internet. Estaré bastante aislada del mundo de las comunicaciones, por lo menos durante tres semanas no tendré ninguno de estos servicios, así que…Viva el celular! Jajaja, porque será mi única manera de saber de quienes quiero y de que me llenen de mimos y amor.

Estoy contenta…mucho, y asustada…mucho también! Es que son tantos los detalles, las cosas a considerar, las cajas que quedan por llenar, las cosas que todavía puedo regalar o donar, la loza, la ropa, los juguetes por guardar….la ansiedad y también algo de tristeza. Si, porque en esta casa, nació mi hija, aquí la soñé muchas veces y le contagié ese maravilloso sueño a su padre…hasta que lo hicimos realidad.

Aquí, entre estas paredes cómplices, creé este sitio, donde volqué mi alma, mi sangre, mis lágrimas, toda mi pasión…descabellada o no, quien sabe….aquí, con la ventana y el sol en mi espalda, escribí durante días y noches, pensé y sentí cada una de mis palabras, sonreí y me emocioné con los comentarios de quienes me leen.

Aquí, en el jardín y en el patio de esta casa, mis manos trabajaron colocando semillas, plantando flores, cortando malezas y malas hierbas….para hacer florecer un desierto de tierra seca. Tiene algo muy mío, esta casa y eso me hará extrañarla.

Y, no se…quizás la casa nueva, mas grande y bonita, vea nacer a otro hijo…puede ser. Seguro las paredes del cuarto, donde estará mi escritorio y mi computador, se volverán también cómplices y amigas de mis letras…el sol en mi ventana, ya no acariciará mi espalda, la nueva ventana lo dejará entibiar mis hombros, mi cara y a ratos cegará mis ojos…seguro que si. Y puede parecer tonto, pero me cuesta mucho imaginarme escribiendo ahí, como si la pasión de mis venas, el amor que me brota y los ángeles y demonios que a veces me inspiran, solo habitaran aquí, en esta casa, en esta orientación y entre estas paredes…no lo se, pero es un punto que me causa inquietud. Ya lo sabré, el día en que vuelva a escribir…desde mi nuevo rinconcito de letras.

Y tendré que volver a poblar un desierto…la tierra está seca, ávida de agua, semillas, raíces y tallos…de flores de colores inventados, de gorriones, abejas, chinitas y lombrices. Y me encargaré de llenar cada espacio de mi patio y jardín, una vez mas…es algo que disfruto mucho.

Ya no podré caminar de la mano de mi niña, hacia el jardín, todos los días. La casa estará ahora mas lejos del jardín infantil y habrá un furgón que pasará a buscarla y la traerá a mis brazos cada tarde…eso si que me pone triste! Adoro ir a dejarla y a buscarla, me encanta besarla y decirle que la amo, antes de que entre a su sala de clases y recibir su abrazo y beso delicioso cuando me ve llegar. Pero que no crean las educadoras de mi niña que se librarán de mí tan fácilmente, no señor! De todos modos iré, al menos dos veces a la semana, seguro conseguiré que el “tío conductor” del furgón, me lleve.

Bueno…y como no todo puede ser malo, preocupante o triste, veamos. La ventana de mi dormitorio ya no verá el patio, ahora miraré un hermoso parque, a lo lejos una autopista, unos bosques donde el sol se esconde por las tardes y la parte mas alta del famoso “Templo Votivo de Maipú”, no está mal.

Y ya no me enteraré de toda la comida a domicilio que pide mi vecina, de en frente. Ahora no tendré casa frente a la mía. Tampoco tendré que oír la música de fin de mundo que escucha el adolescente de al lado…porque no tendré otra casa pegada a la mía. El dormitorio de mi niña, estará lleno de luz y tendrá más espacio para desordenar, inventar, soñar y sacar juguetes…y claro, yo tendré mucho más para guardar después, pero ella siempre me ayuda en todo.

Y bueno, esta noche mis manos están cansadas, en estos cuatro días me he sorprendido tanto, de todo lo que puedo llegar a hacer…mis manos han clavado, atornillado y aserruchado, con precisión. Y luego estas mismas manos han arropado a mi hija, o han pegado conchitas a su traje de pascuense, para el baile del jardín. Mis manos se hicieron cargo de encender el carbón para los asados, de preparar un exquisito pebre, variadas ensaladas y chicha con naranja, muy rica! Estas manos amigas, secaron tiernamente algunas lágrimas (pequeños caprichos de mi dulce hija) y luego, por la noche, se volvieron amantes y vestidas de sensualidad, entre la oscuridad y la madrugada acariciaron esa piel que siento mía, para luego dormirse agotadas. Siguieron por la mañana, embalando cosas, desarmando estantes, trasplantando flores y bulbos, acariciando la carita mas bella que mis ojos hayan visto, bordando hileras de mostacillas, regando maceteros, alimentando peces y aves y por fin….escribiendo estas líneas de madrugada.

Estoy contenta y la felicidad tan profunda, a veces me asusta, no quiero que nada la quiebre…no quiero.

No se, si volveré a escribir, antes del sábado, es probable que no, a estas manos le quedan miles de cosas por hacer todavía y los tres días que faltan para el cambio, serán la nada. Siento que cerraré los ojos y el camión de la mudanza estará frente a la puerta y como yo me lo vivo todo muy intenso, muy del alma…me costará alejarme de esta casa, a pesar de la alegría de llegar a una nueva, una que es (o será en unos años) “absolutamente nuestra”.

Les dejo todo mi cariño, cientos de besos, un saquito sin fondo de ternura y desde ya…los extrañaré a todos.

Mis manos, mis letras... y yo.




26 piensan así...:

Hunter dijo...

Bueno, sólo me queda reiterarte mis felicitaciones por este nuevo logro en tu vida, la ansiada casa propia, que todo te resulte bien y que en unos años más sea, como dices, absolutamente tuya.
Ante la felicidad no hay que tener o sentir temores, la felicidad no es permanente, sólo hay momentos felices y cuando éstos se dan, hay que gozarlos a concho, dejando de lado cualquier temor, así que amiga, disfrute a fondo este momento feliz y que le dure lo más posible.
Ah y ojalá que los demonios queden en la vieja casa.
Un gran abrazo, cariñosos besitos y vuelva pronto, se le echa de menos.

muxica dijo...

Felicidades niña. te esperamos
¡ Suerte!!!!
Biquiños

Sol dijo...

En primer lugar: felicidades por tu nueva casa! Es un capítulo lindo en la vida el mudarse a un lugar nuevo, volver a decorar las habitaciones, empezar a colgar recuerdos de las paredes vacías, empezar nuevamente a hacer historias.
En segundo lugar: Suerte con la mudanza! Porque es pesada... mucho trabajo, cansada... así que ánimos.

Un beso grande y espero que vuelvas por aquí pronto con más letras bellas.

Rafa dijo...

a disfrutar...


















besos

ElPoeta dijo...

Princesa, me alegro de que estés contenta pero lo cierto es que te voy a extrañar. Yo también acabo de pasar una mudanza y es agotador, pero se lleva bien cuando se hace con ilusión, aunque siempre queda un poco de nostalgia. Espero que me recuerdes estos días, en los que no dejaré de soñar con tu piel y con tus besos... Acaricio tus sueños y beso con ternura tus labios,
V.

Diana dijo...

Buena suerte en todo!!!

besitos... (hablamos)

Evora dijo...

Hunter, gracias amigo.

Uy!la felicidad...siempre me asusto un poco cuando paso períodos o instantes muy felices, siempre creo que luego vendrá un nubarrón de tristeza. Es que me pasó así muchas veces. Pero ahora, estoy taaaaan cansada y ocupada que, la verdad, no tendré tiempo para pensar en miedos...eso espero.

Ups! para ser franca, amigo querido, no se si los demonios se queden en la antigua casa (esperemos que el mas dañino si) porque siento que para escribir con todo mi ser, necesito un dulce aporte de los ángeles y otro un tanto amargo de los demonios.

Muchos besitos para ti amigo, también te echaré de menos, porque te quiero mucho.

Evora dijo...

Muxica, muchas gracias amiga linda. Si!! espérame, volveré en cuanto la tecnología me lo permita.

No he ido a verte seguido, me disculpo, pero han sido días muy agitados.

Besitos y mi cariño

Evora dijo...

Sol...gracias por las felicitaciones, claro que es un capítulo lindo, es bueno hacer cambios, redecorar paredes, llevar nuevos aires al hogar (y de paso al corazón).

Tienes mucha razón con la mudanza, llevo cinco días, en donde no he descansado absolutamente nada, creo que solo descansé algo ayer, que era el cumpleaños de mi patria querida, para compartir un buen asado con la familia. Estoy muy cansada, pero feliz!.

Besitos, Sol, tambien espero volver pronto.

Evora dijo...

Rafa...yo siempre disfruto.


Besos y soles para ti, guapo.

Evora dijo...

Mi poeta lindo! Yo también te voy a extrañar y mucho...me acostumbré a tu cariño y a tus palabras.

De seguro caeré en le tentación de buscar la forma, para escribirte y leerte, a ti y a todos quienes llevo en mi rojo corazón.

Nostalgia...eso es! Todavía no me voy, pero ya la siento.

Te recordaré, como siempre digo "yo no olvido mis cariños...menos mis amores"

Te dejo miles de besos, mis letras y esa linda complicidad que hemos construído en la distancia.

Evora dijo...

Diana! gracias amiga.

También te deseo suerte y todo el amor del mundo para la pequeña de tu alma y lo que se viene, saldrá todo bien, ten calma y ámala mucho.

Hablamos peque, claro que si!...voy a hacer pedazos el plan de VTR, antes de irme! jajaja. Por culpa de ellos es que estaré incomunicada :(

Besitos Di...miles.

Yasna dijo...

EHEHEHEHEHEHEHEHHEHEHEEHEHEHE

RENOVACION!!!!!!!!!!!!! Que logro mas lindo,,,,,,, q emoción mas grande,,,,,,,,,, que pega mas pesa,,,, tienes toda la vida para organizar y decorar,,,, asi que no te estreses ...

Abrazos, pellizcos y gritos jajaja,,, too el ratoooooooooo entreteeeeeeeee!!!!!! Mis deseos de bendicion para tu sweet new home!....

Las manos,,,,, wow,,,, q hariamos sin ellas, q indispensables y particulares... que identificatorias son...

Las manos profesionales hacen maravillas,,,,,, cirujanos, proyectistas, pintores, arquitectos, poetas...

Pero no cambio las manos de mi mami,,,,, tb cosian disfraces, tb secan lágrimas a veces, tb me pellizcaron mas de alguna vez, me cayeron fuerte en el popo por porfia, y tb en la cara por insolente, me hicieron seña cuando me fui lejos y me abrazaron cuando llegué, me curan heridas, me revisan la piel cuando me da alergia, me alimentaron toda la vida, y cocinan exquisito... me hicieron tareas, bastas, y me guian hasta hoy....

Tus manos son hermosas querida, por q son manos de mami :) y esas le ganan a mil a todas las otras :)



besitos

Mul dijo...

Ev!

Un nuevo decorado siempre sienta bien, oxigena el alma y la vista, y es estimulante. Eso sí... hay que dejar atrás el viejo. Me alegro mucho por ti, niña.

Cuida esas manos.

Un montón de besos.
Mul

ItoCuaz dijo...

Qué emotivo estooooooo eh! Pues enhorabuena, muchas felicidades... Yo también cambié de casa hace menos de un año. Atrás quedó mi viejo barrio, el de los amigos y hermanos, el de la abuela y los tíos. Atrás las reuniones trasnochadas en la calle, los juegos insensatos de fútbol, el saludar y conocer a todos los vecinos porque son la mismas personas que vi desde niño; las mismas que me saludaban cuando me veían jugar en el patio de casa "Adios gorditoooo" y yo, como siempre, tan tímido solo les levantaba mi manita y les dedicaba mi saludo...
Ahora, en la nueva casa no conocemos a nadie, nadie nos saluda porque la gente adinerada no necesitas de lazos con sus vecinos. Es una colonia clasemediera alta fría y silenciosa, llena de autos de lujo pero de muy pocas conversaciones.
Es triste esta nueva Colonia, cada vez que llego y meto el auto a casa, no puedo evitar extrañar mi viejo barrio... pero, después, al entrar y mirar a mamá conversando con la abuela, mi papá reposando en su recámara y a mis hermanas jugueteando con la perra Topanga, caigo en cuenta que ha sido muy poco lo que ha cambiado...

Un beso!!!

PD. Reconocí ese nombre de Maipú!!!! Yo estuve en la calle de Maipú esquina Catedral durante mucho tiempo!

Principesa dijo...

Hola Ev
Me alegro mucho por ti y la nueva casa que sérá la morada de tus sueños...sí, porque cada casa nueva tiene la ventaja de que construyes tus espacios con esas manos que ahora estan cansadas pero que tienen la fuerza para crear en la realidad las cosas que estan en tu mente...sé que cada cosa que exista en tu hogar tendrá un trozo de tí...será el reflejo de lo que eres y sientes...ya me imagino hasta una pared roja (no se por qué, pero no me extranaría)...y tu jardín ya lo envidio...
Sé feliz!!!
Cariños
YO

Gerardo Omaña dijo...

Vine a dejarte un suspiro:

Quise callar para escucharte,
para sentir el verbo entre mis sienes,
para mirar tras de mis pasos
tu recoger de rosas marchitadas.

Y me hice fuente de lágrimas vertidas
con la certeza de sentirte cerca
juntando nuestras almas en una primavera.

Recibe un beso en tu alma.

muxica dijo...

Un biquiño, mil biquiños....

jobu dijo...

Enhorabuena por la nueva casa.
Un besote.

Evora dijo...

Yasna preciosa!...recién voy contestando todos los buenos deseos que me dejaron cada uno de ustedes, toooodos queridos y en un rinconcito de mi corazón.

Gracias niña linda, se que tu viviste hace poco esto de sentirte en tu propio espacio y es muy gratificante.

Besitos!!! ya volveré a jugar contigo en los escritos. Muak!

Evora dijo...

Mul! tiempo sin leerte, pero apareces justo en los momentos mas importantes.

Muchas gracias por tu cariño y tus buenos deseos y si!!! oxigenar el alma, es encantador!.

Besitos Mul

Evora dijo...

Ito, que linda historia me dejaste acá, me hiciste recordar mi antiguo barrio, el de niña, donde efectivamente todos nos conocíamos, el barrio de mis abuelas (mis viejitas amadas). Es cierto que en los barrios mas acomodados la relación es distinta, no existen lazos tan fuertes, no se llega a generar confianza y siempre hay un cierto aire de lejanía.

Por ahora, ya conozco a mis dos primeros vecinos, aunque solo de nombre y saludo,pero por algo se comienza.

Si de confesar se trata...sip, aún me siento como si estuviera de "visita" en este nuevo lugar, como si esta casa me la hubieran prestado por unos días...jaja! es extraño.

Gracias por venir a compartir Ito, aprecio muchisimo tus visitas y adoro que compartas tus historias conmigo y quienes me visitan.

Besitos "po" amigo, muakis!

Evora dijo...

Principesa...UNA PARED ROJA?....jajaja, pero que idea tienes de mi, amiga! me he reido mucho, pero sabes?...puede ser una pared color sandía...puede ser, "me tinca".

Sobre mi jardín, Uf! estoy coimenzando lentamente a trabajar en mi patio y jardín, porque hay tanto que hacer, pero ya tengo muchos maceteros con plantitas y estoy comenzando a plantar y sembrar flores en la tierra, ansío ver todo verde y colorido.

Gracias amiga, me dejaste cosas muy lindas en tus palabras, claro que cada cosa en esta casa tendrá todo de mi...asi soy yo, me entrego a lo que amo por completo.

Besos Principesa, espero qu estés muy bien amiga, de corazón te lo deseo.

Evora dijo...

Gerardo...a tanta belleza solo puedo responder con lo mismo que me regalas...un suspiro.

Gracias Gerardo, me has sorprendido una vez más, por tus versos bellos acá y por el especial saludo que me diste, bellísimo, lo guardaré con todo mi cariño.

Un beso y un abrazo para ti.

Evora dijo...

Muxica bella...gracias!


Si! mil biquiños :)

Evora dijo...

Jobu!! pero que sorpresa...que lindo tenerte acá!


Gracias, gracias...un besote dulce y lleno de cariño para ti.