1:07 a. m.

El viento no es viento...

Hoy me miro….no necesité espejo, ví lo que tengo y se, que lo que tengo es lo que amo…pero también se que quiero mas y que peligra mi sensatez, peligra en tu voz, en tus palabras, agonizan mis deseos, tanto como mis manos caen, extenuadas mis ansias de tenerte, cansados mis labios de no besarte, sedientos mis pechos de tus caricias, muriendo mis piernas por enredarse en ti…Como llegaste? De donde viniste? Porque te paras frente a mi?

Y la razón me dice, me grita….deja que siga, deja que se vaya…..vamos! déjalo pasar…y yo…que hago yo? Sí, te dejo ir, te veo pasar desde lejos, pero corazón y razón jamás están de acuerdo, viven una lucha constante, el primero quiere perderse en tu amor, embriagarse en tu aroma, ver enloquecer tu pasión y la mía para morir bajo tu cuerpo….nada le importa y galopa desbocado hacia ti.

La razón... Doña razón me llena de sermones, me llama a tierra, me dice que no está bien, que no hace falta, que tengo lo que necesito, lo que quise siempre, que esta locura desentona con mi “habitual equilibrio”, ese que todos ven o creen ver, que no es necesario sentirse perdida por un amor, por un deseo,
por una pasión….y yo le pregunto a esta señora odiosa…¿acaso usted jamás ha querido sentir y solo sentir?

Intento sobornarla, la rodeo con mis brazos, le susurro tus palabras, sí...esas,las mismas que yo amo, casi logro quebrantar su seriedad, casi asoma en su rostro serio un esbozo de sonrisa pícara, casi siente su imperturbable rostro enrojecer….y cuando está así, débil, casi a punto de entregarse a mi sentir y mientras yo espero por su aprobación para caer en tus brazos, ahí, justo en ese instante...su rostro vuelve a ser el mismo, se torna de nuevo seria, inquebrantable, imperturbable.

Esta lucha de poderes distantes, esta amenaza de fuego constante, este ardor de mi cuerpo, que se vuelve inagotable, llena, cansa, agota…Y cuando se me agota el brillo, cuando me siento opacar por razones y certezas….vuelvo a escuchar ese canto, ese canto que no dice nada, ese canto que no quiere querer, que no quiere razonar, ese canto que solo fluye, que se deja hacer, que se vuelve hoja, tallo, pluma, pétalo y se deja mecer por el viento, pero el viento no es viento…..el viento eres tu.

12 piensan así...:

smoked eyes dijo...

Dejarse llevar por las sensaciones es algo terapeútico en este mundo de seres seudorracionales y miedosos de las incertezas. Dejar fluir los momentos y no detener las emociones es sanador... y liberador.Sólo hay que saber abrir las compuertas ....

danieLa® dijo...

La razón y el corazón... parece que son dos elementos que nunca se llevarán bien. Intento que siempre sea la razón la que mande mis actos, con la cabeza fría se supone que las decisiones que una toma son las mejores. Cuando siento que eso en ocasiones es muy fome, y dejo que sea el corazón el que mande un ratito queda la escoba, bajo la guardia y me hacen bolsa.
Creo que seguiré intentando ser lo más racional posible, aunque no niego que actuar con el corazón tiene un encanto especial.
Un abrazo y que tengas excelente fin de semana.

Diana dijo...

No sabes como me siento hoy...mmmm...y tiene mucho que ver con lo que escribiste .....besos

Evora dijo...

Smokedeyes...pero también es tan peligroso, abrir las compuertas y dejarse llevar o mecer por el viento...al menos mi viento, lo es.

Un abracito, felices días libres.

Evora dijo...

Hola Daniela, yo no logro ser muy racional...en cosas de amor, no me resulta y a eso le debo muchas caídas y penas, pero también le debo algunos de los momentos mas bellos y mágicos de mi vida.

Y que se puede hacer, uno es como es y el resto...es historia.

Abrazos parta ti, que descances y disfrutes estos días de cumpleaños chilensis.

Evora dijo...

Diana, Diana....sí, ahora se como te sientes...

Dulce amargura o amargo dulzor... es así.

Yo aún me mantengo firme, no se cuanto tiempo pueda estar así, pero por ahora no voy a dar ni un solo paso, para caer al vacío. A toda costa debo evitar esa sensación antes descrita.

Te quiero amiga, mucho.

Marce dijo...

qué mejor que dejarse mecer por el viento!
yo pensé que ese viento, el suyo, arrasaría conmigo y solo me meció, me contuvo y me permitió llenarme de aire...no opongas resistencia al viento, fluye con él.
Un abrazo para ti.
(ah!, en un gusto por musicalizar mis días, en ciernes está:
http://baubomusic.blogspot.com
te invito)

Diana dijo...

Evora: Mis impulsos son absolutamente incontrolables....que es la razón?...cuando sientes amor?

Evora dijo...

Hola Marcela, he resistido este viento mio, con mucho ímpetu...que ganas de dejarme llevar, pero me asusta el después...

Iré a compartir tu musicalización, gracias.

Abrazo

Evora dijo...

Diana....lo sé, amiga.

Pero tarde o temprano la razón se vuelve odiosa, de nuevo y amenaza con desbaratar los momentos de felicidad en que uno solo siente.

Besitos

gonzalo dijo...

mirat tu casa, es como sobrevolar una pradera sembrada de trigo.

Evora dijo...

Gonzalo...y yo adoro que vengas y sobrevueles una y otra vez estas praderas. Hay días mas nublados, otros luminosos y alegres, a veces la pradera se ve triste, pero siempre soy yo.

Un abrazo, gracias.